EL EJERCICIO DE PESAS EN EL RUNNING

 

                                  

 Aun hoy en la actualidad es muy común creer que el entrenamiento de pesas no es necesario para los corredores de Fondo y Medio Fondo, especialmente cuando observamos la fisonomía de un corredor de distancia de alto rendimiento, delgado y sin demasiada masa muscular. Pero contrario a esa creencia, gran parte de los atletas de alto rendimiento incluyen sesiones de pesas dentro de sus entrenamientos, la diferencia consiste en el tipo de ejercicios que se realizan en el gimnasio.

A diferencia de los fisicoculturistas, levantadores de potencia o corredores de velocidad, los fondistas no requieren de gran masa muscular, de hecho es sabido que cualquier excedente de peso, es contraproducente para este tipo de atletas, por eso es que la fuerza que requerimos es básicamente aeróbica. Por lo tanto el corazón es nuestro principal músculo a fortalecer, lo cual no significa que no debemos ejercitar el resto de los grupos musculares con ejercicios de fortalecimiento.

Un buen trabajo en el gimnasio, especialmente al inicio, seguramente sera muy beneficioso tanto para la prevención de lesiones como para el aumento de la velocidad, y por consiguiente se podrán mejorar resultados en el rendimiento y competencias.

 

 

  

 Sin embargo, es importante tener cuidado con la incorporación del trabajo de gimnasio en tu entrenamiento, nunca sobra aconsejar que lo más indicado es la ayuda de un instructor que te pueda indicar el tipo de entrenamiento de pesas que requieres, es importante aclararle cuales son tus necesidades y objetivos, para tener las ideas claras desde un principio de otra manera  las rutinas asignadas pueden llegar a ser poco adecuadas a tus pretensiones, debemos recordar siempre que no es nuestro objetivo el desarrollar una gran musculatura o gran definición muscular.

El trabajo de pesas tiende a endurecer los músculos y hacerlos perder flexibilidad, efecto que se contrapone a lo que necesitamos, por lo tanto es de gran importancia no descuidar lo ejercicios de flexibilidad y de estiramiento, de otra manera, unos músculos rígidos no nos ayudarán a desempeñarnos óptimamente. Un entrenamiento con una rutina de pesas debe ser muy bien desarrollado y acompañado de una serie de ejercicios de flexibilidad y estiramientos para poder tener un máximo beneficio de este apoyo.

También es importante planear cuidadosamente el entrenamiento de pesas con nuestro calendario de carreras, así cuando la temporada de competencias se acerque, el entrenamiento de pesas debe disminuir o eliminarse. Mientras que debe ser de mayor intensidad a mediados del ciclo de entrenamiento.

Se debe empezar con una sesión semanal y un sólo circuito de pocas repeticiones. Éste irá siendo cada vez mayor poco a poco, primero en número de repeticiones, luego sube a dos circuitos, y cuando el cuerpo asimile bien este trabajo, subir a dos sesiones por semana.

Hay una forma de estructurar el entrenamiento: dividirlo en ciclos. De esta forma todo queda mucho má claro y se asimilan mejor los ejercicios.

  • En el primer ciclo, o de carga, es cuando se realizan más pesas y cuando se llega al máximo de dos sesiones semanales.
  • En el segundo ciclo se empieza a disminuir. Se hace una sola sesión semanal, primero con dos circuitos y al final del ciclo un solo circuito.
  • En el tercer y último ciclo, o de competición, desaparecen los trabajos con pesas. En este periodo ya debes estar listo para competir.

 


 

Please follow and like us:

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *